CLINICADACARTILAGEM.COM.BR

Português    English (UK)    |   
 
 
Português    English (UK)   Deutsch    Español    |   
 
 

DIAGNOSTICO

Resonancia Magnética:


Nuestro cuerpo esta formado por millones de pequeñas partículas llamadas de átomos. Son como pequeñas piezas de un
rompecabezas que forman todas las células, que forman los tejidos y que forman nuestro cuerpo. Estas piezas, los átomos, están en constante movimiento y rotación. Nuestro cuerpo es formado de 80% de agua, H2O, o sea, la mayor concentración de átomos en nuestro organismo es de Hidrogeno.

La Resonancia es formada por un gran imán lo cual es activado eléctricamente. Con la activación, todos los átomos son llevados a alinearse en una única dirección, como una autopista con transito lento y parado. Después de que estén alineados y organizados, la máquina de resonancia emite ondas de radio, VHF, haciendo que parte de los átomos previamente organizados por el imán, se muevan de manera previsible. Esa respuesta es sensible a los sensores de la máquina, resonando un eco, por lo tanto el examen es nombrado Resonancia. Una computadora acoplada a la máquina interpreta esa respuesta ecogénica y la transforma en imágenes de alta definición.


Lo más interesante en ese método es que el paciente solo recibe la emisión de ondas magnéticas y de radio, por lo tanto no traen problema alguno o incomodidad a la salud. Diferentemente de la Tomografía computarizada que necesita de la emisión de radiaciones (Rayo X) para definir la imagen.

Con la imagen resultante de La Resonancia Magnética, podemos tener una Idea detallada de la anatomía de la articulación y su grado de involucramiento en alguna patología articular. Muestran claramente las lesiones de meniscos, ligamentos y principalmente lo más importante, las lesiones del cartílago articular.

Con esta información, el ortopedista puede mostrar rápidamente si su caso es conservador o quirúrgico, y entre los métodos invasivos, cual es mejor y cual se aplica a su caso, por lo tanto, el pronóstico.

 

El paciente del examen arriba mostrado tenía un severo dolor en la parte interna de la rodilla, presentando exámenes radiológicos normales. Solamente a través de la resonancia fue posible diagnosticar una lesión importante del cartílago articular en la parte interna de la rodilla (Imagen a la izquierda). La segunda imagen es el resultado a través de la resonancia magnética un año después de la cirugía para tratamiento de la lesión.

La resonancia nos ha dado la explicación. La camada del cartílago presente entre los huesos era más gruesa, pero tenía una lesión en un área pequeña. Esta imagen nos ha permitido eliminar la artrosis y concentrarnos en la lesión aislada del cartílago, en este caso, presentaba microfracturas invisibles en la radiografía.

 

Acesso aos pacientes

¿Recordar contraseña?
¿Recordar usuario?