CLINICADACARTILAGEM.COM.BR

Português    English (UK)    |   
 
 
Português    English (UK)   Deutsch    Español    |   
 
 

DIAGNÓSTICO

DIAGNÓSTICO

El examen Físico, así como la Anamnesis (historia que el paciente relata), son los puntos fundamentales para el diagnóstico de la lesión meniscal. Dolor en la cara interna o externa, con aumento de la intensidad a la palpación (apretar), es indicativo de una lesión.

La presencia del derrame articular, acumulo de líquido sinovial en la articulación, también es una señal importante para el diagnóstico. Una rodilla con aumento de volumen es una rodilla que sufre y debe ser tratada, conservadora o quirúrgicamente.

Los exámenes radiológicos para el diagnóstico de las lesiones meniscales no son conclusivos. A pesar de que siempre deban ser hechos para descartar problemas óseos y el mal alineamiento del miembro inferior. Muchas veces la presencia de pequeños fragmentos óseos libres en la articulación -“cuerpos libres”- puede simular una lesión meniscal con bloqueo de la articulación.

La Resonancia Nuclear Magnética es el más grande avanzo en el diagnóstico de las patologías de la rodilla. A través de ella, podemos tener una idea exacta de lo que está ocurriendo y planear el tratamiento quirúrgico, disminuyendo así las chances del error en el tratamiento.

                                                     

                                                          Lesión del menisco interno

 

TIPOS DE LESIONES DEL MENISCO 

 

 

Lesión radial del menisco externo provoca dolor cuando hay movimientos

de rotación y flexión. Poco derrame articular. Si doloroso, indicado tratamiento quirúrgico.  

 

 

Lesión oblicua o en “flap”, muy dolorosa la rotación, con sensación de bloqueos 

de la articulación, derrame articular. Tratamiento quirúrgico.  

  

Lesión longitudinal completa, conocida como “Asa de Balde” provoca dolor en los movimientos de rotación y flexión. Generalmente la articulación es bloqueada en flexión, derrame articular. Tratamiento quirúrgico.           

 

  

 

Lesión horizontal del menisco externo, con quiste parameniscal, provoca dolor cuando ocurren movimientos de rotación y

flexión, derrame articular. Si doloroso, indicado tratamiento quirúrgico.

 

Acesso aos pacientes

¿Recordar contraseña?
¿Recordar usuario?